Neúmaticos para tu coche

Todos los servicios de la Red  One Taller para tus neumáticos

Los neumáticos son elementos de seguridad esenciales en la carretera, y por eso deben recibir toda la atención que merecen. En nuestros talleres OneTaller encontrarás todos los servicios que te permitirán cuidar de tus neumáticos y garantizarles una buena maniobrabilidad.
Descubre nuestro servicio de cita online y elige el servicio que necesites: permutación de neumáticos delanteros y traseros, montaje y equilibrado de neumáticos, control de la alineación de los ejes delantero y trasero, e incluso un servicio de custodia que te permitirá guardar tus neumáticos de invierno o verano, cuando no los utilices. Encuentra fácilmente el servicio de taller que necesitas y pide cita en el centro OneTaller de tu elección

Desgaste por la parte central

Identificación: Se identifica fácilmente porque el dibujo del centro de la banda de rodadura disminuye su profundidad antes que en los hombros.


Probables causas: La principal causa del desgaste de los neumáticos de forma más acusada en su parte central es por una excesiva presión de inflado. En motores muy potentes o con mucho par a bajas vueltas –turbodiesel– con tracción delantera también puede aparecer este desgaste si se practica una conducción con acelerones y frenadas continuas.

Cómo solucionarlo: Comprobar las presiones y ajustarlas según las recomendaciones del fabricante, teniendo en cuenta el tipo de utilización del vehículo. Practicar una conducción más suave.

Desgaste en los hombros del neumático

Identificación:  El neumático puede presentar un desgaste más acusado en los dos hombros exteriores, aunque también puede darse un desgaste unilateral, apareciendo únicamente en uno de los hombros del neumático.

Posibles causas: Si los dos hombros del neumático se desgastan más rápido que la parte central de la banda de rodadura el motivo puede ser una baja presión de inflado, o que se está utilizando el vehículo con carga sin ajustar la presión a dichas condiciones. Cuando el desgaste es unilateral y aparece en los hombros exteriores, la causa puede ser un exceso de caída positiva. Si el desgaste es en los hombros interiores puede ser debido a una caída negativa.

Cómo solucionarlo: Ajustar las presiones de inflado –en frío– según lo recomendado por el fabricante, y adaptarlas a las condiciones de carga. Si el desgaste es unilateral, revisión de las cotas de dirección y ajustar caídas.

Desgaste en dientes de sierra

Identificación: Se produce cuando los canales laterales del dibujo de la banda de rodadura destinados a drenar el agua se desgastan debido a las fuerzas de tracción bajo determinadas condiciones de uso. Si este desgaste en formas de dientes de sierra no es muy pronunciado no afectará al rendimiento del neumático ni al confort de conducción, pero es muy acusado conviene analizar detenidamente las causas.

Posibles causas: El origen del desgaste en dientes de sierra puede estar provocado por una presión inadecuada, pero también por factores ajenos al neumático, como por ejemplo unos amortiguadores excesivamente desgastados, o una alineación incorrecta de los neumáticos.

Como solucionarlo: Comprobar y ajustar las presiones, y verificar la correcta alineación de la geometría de las suspensiones, así como el estado de la llanta.

Desgaste diagonal

Identificación: Puede producirse en varias áreas de la banda de rodadura, pero normalmente aparece en zonas determinadas, y casi siempre en torno a unos 45 grados del sentido de la marcha.

Posibles causas: Suele aparecer en los ejes sin tracción, normalmente en la posición trasera izquierda, debido a que las ruedas de ese lado giran en mayor o menor medida en el plano inclinado que forma la carretera, lo que provoca fuerzas diagonales en la zona de contacto con el asfalto que producen mayor desgaste. Los amortiguadores en mal estado aceleran este tipo de desgaste.

Como solucionarlo: Además de asegurarnos de que las cotas de las suspensiones son correctas, es muy importante comprobar y ajustar con frecuencia las presiones. Si aparece el desgaste diagonal una forma de controlarlo es mediante la rotación de los neumáticos.

Presión de neumáticos

El desgaste de nuestros neumáticos en gran medida depende de nosotros mismos. Tanto el tiempo en el que podremos rodarlos, como el hecho de que la causa de su reemplazo podrá ser el desgaste de la banda de rodadura o algún daño, dependen de los siguientes factores:

  • presión de inflado correcta y adaptada a la carga,

  • observación del límite de carga,

  • condiciones de uso (ciudad, carretera, montañas, virajes),

  • estilo de conducción, frenadas bruscas, aceleradas,

  • adecuado almacenamiento por temporada (en condiciones y posición apropiadas),

  • evitar impactos repentinos contra obstáculos (baches, bordillos),

  • control del estado técnico del vehículo (geometría, convergencia, suspensión).

Lo más vital es inspeccionar de manera regular la presión de inflado en las ruedas, y mantenerla a un nivel apropiado. Con mucho ahínco en la palabra «apropiado»- uno que cumpla con las recomendaciones del fabricante y las condiciones de uso. La presión de inflado no debe ser ni superior ni, mucho menos, inferior a la recomendada. Siempre debemos tener en cuenta que el inflado un 20% más bajo del correcto acortará la vida útil de nuestro neumático en un 30%, además de alargar la distancia de frenado y aumentar el consumo de combustible.

Cómo rotar los neumáticos del vehículo

A la hora de ubicar las ruedas hay una serie de patrones que se deben seguir en función del tipo de vehículo y de los neumáticos:

Vehículos con tracción trasera o total: en este caso se puede optar por rotarlas en cruz o sólo cruzar los del eje delantero al pasarlos al trasero, y los traseros pasarlos delante manteniendo el lado.

Vehículos con tracción delantera: lo ideal es cruzar las ruedas traseras pasando la trasera derecha a la posición delantera izquierda, y la trasera izquierda a la posición delantera derecha. Las ruedas delanteras pueden pasar al trasero manteniendo el lado o cruzándolas, según el desgaste.

Aunque no es obligatorio hacerlo, aquellos coches que tienen una rueda de repuesto del mismo tamaño que las del resto es posible incluirla en el proceso de rotación. Para ello, lo que debemos hacer es colocar la rueda de repuesto en una posición, por ejemplo en la trasera izquierda en cada rotación, dejando la rueda que ocupará esa posición como rueda de repuesto, hasta el momento de hacer la rotación.

En el caso de que tu coche tenga neumáticos direccionales deberás respetar las dimensiones en cada eje, por lo que si lleva neumáticos de distinta medida en los ejes delantero y trasero sólo podrás intercambiarlos de lado en cada eje.