fbpx
Calle Rosales (LOS), Numero. 43 19209 QUER – (Guadalajara).
+(34) 949 297521
info@onetaller.es

Queremos ponértelo fácil y si cambias tu juego de neumáticos de verano a invierno o de invierno a verano guardamos el juego de neumáticos que no utilices de manera totalmente gratuita.

El neumático más adecuado para cada situación

De esta forma podrás tener a tu disposición siempre que necesites los neumáticos que mejor se adapten a la época del año en la que te encuentres. Como sabes, los neumáticos de verano mantienen su adherencia y rendimiento kilométrico con temperaturas suaves o elevadas, sin embargo, cuando las temperaturas bajan pierden mucha de su eficacia, principalmente porque el compuesto que forma su goma se endurece y pierde adherencia con el suelo. Por contra, los neumáticos de invierno están fabricados con compuestos especiales que mantienen sus propiedades a bajas temperaturas, lo que les convierte en más eficientes en cuanto a agarre con temperaturas bajas. Además, la forma en que están diseñadas sus laminillas y surcos les permiten evacuar gran cantidad de agua en suelos mojados y poder sustituir a las cadenas en condiciones de carreteras nevadas.

Aprovecha las ventajas de cada neumático en cada estación del año sin preocuparte de dónde almacenar los neumáticos que no estés utilizando, en OneTaller  te los almacenamos gratis.

¿Qué son los neumáticos de invierno?

Algunos países exigen que se cambien los neumáticos de verano por los de invierno cuando se acerca el frío. Pero, ¿qué son los neumáticos de invierno? ¿Y por qué en algunos sitios son obligatorios, pero en otros no?

¿Cómo están hechos?

Los neumáticos de invierno tienen un mayor contenido de goma natural, lo que hace que su estructura sea más blanda. La interacción entre el compuesto de goma de los neumáticos y la carretera cambia a medida que aumenta la temperatura, y esto afecta a la adherencia de los neumáticos. Los neumáticos de verano se endurecen por debajo de 7 °C, mientras que el compuesto especialmente desarrollado para los neumáticos de invierno garantiza flexibilidad incluso con temperaturas inferiores a 7°C.

¿Cómo funcionan los neumáticos de invierno?

Su nombre sugiere que son neumáticos para la nieve, aunque realmente son neumáticos para climas fríos, capaces de ofrecer una eficacia óptima con lluvia, hielo, nieve y en carreteras secas pero frías. Su compuesto más blando hace que se adhieran mejor a la carretera con temperaturas frías que los neumáticos de verano y los neumáticos para todas las estaciones, que están fabricados con un compuesto más duro.

Sus diminutas ranuras muerden la nieve, el hielo y el aguanieve, dispersando el agua a gran velocidad y garantizando un mejor frenado y una mayor tracción. Y las ranuras más profundas agarran y retienen la nieve para facilitar la adherencia sobre nieve compacta y ayudan a que los neumáticos evacuen el agua para reducir el riesgo de aquaplaning.

¿Cuáles son las ventajas de los neumáticos de invierno?

Los neumáticos de invierno proporcionan un agarre excelente en carreteras frías, ya estén húmedas, secas, con nieve o con hielo.

Nada se adhiere mejor a la nieve que la propia nieve. Así, en el caso de nieve compacta, las ranuras del dibujo de los neumáticos de invierno se llenan de nieve lo que hace que los neumáticos se adhieran a la nieve de la carretera.

La profundidad extra del dibujo posibilita que dispersen más agua, ayudando a reducir el aquaplaning y mejorando la conducción.

Puesto que ofrecen una mayor seguridad con frío y conservan la flexibilidad, son más fuertes que los neumáticos de verano y, por tanto, más rentables.

M+S son las siglas de «mud and snow» (barro y nieve) e indican que el dibujo y el compuesto de la banda de rodadura del neumático han sido diseñados para proporcionar una conducción y un frenado en barro y nieve superiores en comparación con un neumático de verano. El símbolo M+S aparece en los neumáticos para todas las estaciones y en los de invierno.

El copo de nieve dentro de una montaña de tres picos (denominado 3PMSF) significa que los neumáticos han superado un rendimiento mínimo requerido para la nieve conforme al Reglamento 661/2009 de la UE. Este símbolo sólo lo llevan los neumáticos de invierno.